viernes, 18 de diciembre de 2009

Código de ética en la montaña


La Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo UIAA acaba de publicar el 11 de Diciembre, su "Código de Ética en la Montaña". Vale la pena dar un vistazo a su contenido:



Declaración de Ética en la Montaña:


1. Responsabilidad individual:
Alpinistas y escaladores practican su deporte en situaciones en las que existe un riesgo de accidente y donde la ayuda exterior que participar en esta actividad asumiendo su propio riesgo y siendo responsables de su propia seguridad.Las acciones de los individuos no deben poner en peligro a los que les rodean, ni dañar al entorno. Por ejemplo, la fijación de los anclajes en las rutas nuevas o existentes, no pueden ser aceptadas automáticamente.

2. Espíritu de equipo:
Los miembros de un equipo debe estar preparados para hacer concesiones a fin de equilibrar las necesidades y capacidades de todo el grupo. La subida siempre será más exitosa si los miembros apoyan y alientan a otros.

3. Escalada y Montañismo de la Comunidad:
Cada persona que encontramos en las montañas o en una pared de roca se merece el mismo respeto. Incluso en lugares remotos y las situaciones de estrés, debemos tratar siempre a los demás como queremos que nos traten a nosotros.

4. Visitar países extranjeros:
Cuando somos invitados en países extranjeros, siempre debemos comportarnos de manera cortés y con moderación. Debemos mostrar consideración a la población local y hacia su cultura ya que son nuestros anfitriones. Debemos respetar la ética local de escalada y y no taladrar ni colocar anclajes fijos en lugares donde haya una ética tradicional en su contra o donde no haya una ética establecida. Respetaremos las montañas sagradas y otros lugares sagrados y siempre buscaremos maneras de beneficiar y ayudar a las economías locales y las personas. La comprensión de las culturas extranjeras forman parte de una experiencia de escalada completa.

5. Responsabilidades de Guías de Montaña y otros líderes:
Cada guías de montaña profesional, otros líderes y miembros de los grupos, debe comprender sus respectivos papeles y el respeto de las libertades y los derechos de otros grupos e individuos. En esta declaración, reconocemos el alto nivel de la práctica alcanzado por el órgano profesional de los guías de montaña.

6. Situaciones de emergencia, heridos y muerte:
Debemos estar preparados para emergencias y situaciones que dan lugar a graves accidentes y la muerte. Todos los participantes en deportes de montaña deben entender de manera clara los riesgos y peligros, y la necesidad de tener los conocimientos y el equipo necesarios. Tienen que estar dispuestos a ayudar a otros en el caso de una emergencia o de accidentes y también estar preparado para enfrentar las consecuencias de una tragedia. Es de esperar que operadores comerciales, en particular, adviertan a sus clientes que sus objetivos pueden tener que ser sacrificados para ayudar a otros que estén en peligro.

7. Acceso y Conservación:
Creemos que la libertad de acceso a las montañas y acantilados de manera responsable manera es un derecho fundamental. Siempre debemos practicar nuestras actividades en el medio ambiente de manera sensible y ser proactivos en la preservación de la naturaleza y el paisaje. Debemos respetar siempre las restricciones de acceso y normas acordadas por los escaladores con las organizaciones de conservación de la naturaleza y las autoridades.

8. Estilo:
La calidad de la experiencia y cómo resolver un problema es más importante que si tenemos éxito o no. Siempre debemos tratar de no dejar rastro en la roca o en la montaña.
Marcha de aproximación al K2.

9. Primeras ascensiones:
El primer ascenso de una ruta o una montaña es un acto creativo. Deberá completarse de una manera al menos tan buena como el estilo y las tradiciones de la región. Se debe informar exactamente de la forma en que se logre el ascenso.
10. Patrocinio, Publicidad y Relaciones Públicas
La cooperación entre los patrocinadores y los montañeros o escaladores debe ser una relación profesional que sirva a los intereses de los deportes de montaña. Es la responsabilidad de la comunidad de los deportes de montaña "para educar e informar tanto a los medios de comunicación y al público de una manera proactiva.

11. El uso de oxígeno suplementario en Montañismo:
El uso de oxígeno suplementario en el montañismo de altura ha sido objeto de debate durante varios años. En este debate, entre los diferentes componentes relacionados con el temas se pueden distinguir los aspectos médicos y las consideraciones éticas. Los aspectos médicos deben ser de suma importancia para todos los montañeros. Los eticos son consideraciones que es mejor dejar que los escaladores tomen de manera individual; eso si, siempre que un escalador haga uso de oxígeno, debe tener en cuenta que debe eliminar las botellas usadas de la montaña.

12. Guía comercial de de expediciones de gran altura:
Es de esperar que los operadores comerciales, especialmente aquellos sin cualificación, que intentan picos de 8000m u otros comparables donde las posibilidades de rescate sean reducidas advertirán las limitaciones de los clientes a su cuidado. Todos los esfuerzos deben hacerse para garantizar la seguridad de este tipo de clientes y también para advertir a sus clientes de que los planes pueden limitarse para ayudar a otros que estén en peligro en la montaña.

video

lunes, 14 de diciembre de 2009

Camino incierto… pero “cierto”




Este año se escapa con un sigilo inquietante en el que una suma de “Proyectos” realizados no dejan de sumirme en una extraña duda de si ha sido o no un año productivo. Creo que esto me deja bien claro el hecho de que, a veces, el objetivo no es tan importante como la manera en que recopilamos experiencias en el camino hacia el logro. El problema está aquí, cuan reconfortantes y positivas son estas experiencias. Si las pongo en la balanza, mi conclusión es que estamos inmersos en un arduo camino. Creo que nos ha tocado escalar la ruta más difícil de esta montaña llamada “tierra”. Vemos hacia arriba, hacia adelante y notamos que la escarpada cada vez es más difícil, muchos ya han abandonado, otros sienten que hemos errado el camino. Esta ruta no es nueva, ya habíamos comenzado hace años, pero siempre dejabamos todo para “después”. No nos preparamos los suficientes y ahora estamos aquí, desafiando la caída, la nuestra y la de los que están con nosotros.

Hay algunos que nos apasionan las cosas difíciles, sabemos que en ellas se puede innovar y entendemos el cuidado que hay que tener en cada paso. Además, todo camino tiene su final, toda escalada su cumbre y mientras más difícil el logro… más grande la satisfacción. Eso si, no puede haber dudas, no hay nada peor que la incertidumbre, ella hace que el camino se nuble, doblega las fuerzas y nos roba la pasión. Creo que todos estamos escalando la misma “ruta”… le pudiéramos poner el nombre de “VENEZUELA”, por los Andes, por sus costas… tal vez por su gente. Viene a mi mente, a principio de los años 80, en los que con mi gran amigo y “hermano” de montaña ecuatoriano Manuel Jácome abriéramos una nueva ruta en el volcán “Cotacachi” de Ecuador, llamamos a la ruta “Venezuela”… el orgullo llenaba el logro de un esfuerzo lleno de peligros e incertidumbre. Pero desde un principio sabíamos que lo lograríamos.

Este año las cosas se han hecho más difíciles. He tenido la oportunidad de viajar a Tibet, un país “aplastado” por ideologías totalitarias en el que las mentes se ofuscan y el futuro se hace incierto, y como cuando voy a la montaña, siempre pienso en el regreso, el regreso a mi realidad, esa en la que quiero ser libre de escoger yo mi camino y tal vez… orientar a mis hijos a que tomen el suyo, pero me doy cuenta que cada vez el camino se hace más difícil. Ahora ya no hablamos de Venezuela, ahora es la Tierra, es una lucha entre “pobres” y “ricos”, entre “desarrollados” y “en vías de desarrollo”, “productores de energía” y “consumidores”… son demasiadas diferencias para poder entender que todos estamos escalando la misma montaña… una montaña llamada “TIERRA”. Son diferentes “rutas”, “técnicas” y compañeros de “cordada” pero solo una meta y esa meta es la SUPERVIVENCIA, la de nuestros hijos, la de los que nos acompañan en este esfuerzo por tratar de llevar un mensaje más cónsono ante la indolencia de muchos “lideres” que solo están borrachos por el logro del poder y el dinero.

Seguro de que el próximo año el brillo de la nieve y la claridad de los horizontes desde lo alto de una arista nos brindará la posibilidad de tener éxito en lo que nos propongamos… en lograr la cumbre. Porque con nosotros o sin nosotros, SIEMPRE HABRÁ UN CAMINO… SIEMPRE HABRÁ UNA CUMBRE.