sábado, 3 de abril de 2010

Ávila… Más allá de las llamas y la política




Queridos amigos, tampoco soy muy dado a ofrecer opiniones al respecto de algo tan "delicado" como lo es el "deplorable" estado en el que se encuentra nuestro país... Que a fin de cuentas es el MISMO ESTADO EN EL QUE SE ENCUENTRA EL ÁVILA. Digo esto porque a fin de cuentas los culpables (No los responsables) somos nosotros mismos, los que día a día recorremos sus senderos y no hacemos nada al ver como no se cumplen las más mínimas normas de protección ambiental en lo que representa, no solo para Caracas sino para el país, uno de los tesoros más grandes que tenemos.

Invasiones, indigentes, robos, grupos de extinción de incendios mal equipados y/o mal entrenados, Guardaparques sin ninguna función específica, y un sin número de problemas a los cuales nosotros como "grupos de usuarios" no damos una queja formal ante las autoridades, la prensa y/o los organismo competentes.

Con la foto grandielocuente (de autor desconocido) que "rodó" en la Red, daba tristeza ver como ante nuestros ojos cientos de hectáreas ardían sin que ninguno de nosotros hiciera algo excepto decir "viste que feo el incendio del Ávila". Era impresionante ver en los sectores donde se combatían las llamas como los "escasos" funcionarios trabajaban bajo las más penosas condiciones de escasez de recursos, incluyendo los más básicos.

Ahora se habla de reforestación, yo me pregunto, cuantos caraqueños subiremos al Ávila y ofreceremos parte de nuestro tiempo para "reforestar" y asumir un trabajo que hasta cierto punto le toca al Estado, cuantos de nosotros, especialmente los que tienen conocimientos en estos menesteres están dispuestos a ofrecer su experticia en dar soluciones a cosas básicas antes de una reforestación como lo son "el riego", el acondicionamiento del terreno, los viveros para las plantas, la logística del proceso con todos sus recursos, especialmente los económicos... Cuantos de nosotros estamos dispuestos a entender que cambiar lo que está sucediendo es solo nuestra responsabilidad porque a fin de cuentas... EL GOBIERNO LO ESCOGE EL PAÍS, y el País somos nosotros, y administrar sus recursos, entre ellos sus Parque Nacionales es tarea del Estado. “AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR”.

Por suerte algunas personas han tomado la iniciativa de solicitar a usuarios y empresas el apoyo necesario para esta titánica labor que implica rescatar de las cenizas el verdor de nuestra amada montaña, “AVILA VERDE”, surge de la espontaneidad de personas que como Lilian Tintori y la organización “Green Peace Venezuela” sin dejar de mencionar a otros que se han referido al tema, que viendo la inoperancia e inefectividad de las “verdaderas autoridades”, han tomado la batuta de algo que es nuestro, proteger la vida, proteger nuestros recursos naturales, que son la garantía de nuestro futuro… El de nuestros hijos.

Ahora solo quedan dos cosas, como en todo lo que respecta a nuestro país: UNIÓN y PARTICIPACIÓN, sin esto pereceremos en el intento y una vez más vencerá la decidía y “El Ávila” seguirá muriendo… de la mano de nuestro futuro.

1 comentario:

Stevie dijo...

Hola Alfredo,

Te escribe Stevie Borges Armitano, yo particularmente como me considero conocedor de la materia porque estoy combatiendo incendios desde los 14 años, fuí capacitado y entrenado para eso, quiero hecerte algunas observaciones. El sistema de Parque Nacionales todavía tiene muchas debilidades, pero ha avanzado bastante, en el caso del incendio del Waraira Repano, pienso que tratar de obviar la idea QUE FUE UN ACTO CRIMINAL, es criminal. Fue un acto bien programado, en tres (03) lugares SOBRE EL CORTAFUEGOS, donde el incendiario sabía como conocedor que es de los incendios en la montaña, y utilizando las condiciones ambientales, PORQUE EN LA MONTAÑA NO HABÍA AGUA en el momento y el volumen de combustible acumulado por años (vegetación) contribuia a su delito. Respeto tu opinión sobre un país, para tí, que se esta desmoronando, pero como budistas que somos, acuerdate de las imagenes en el espejo. La realidad de nuestro país esta lejana de tu particular visión. Yo le doy unas cinco vueltas al año al país. Sí, es otro país. Donde el campesino tiene ahora más tiempo para atender su comunidad, tiene buena alimentación, tiene atención médica y tiene educación, dentro de un nuevo sistema social que lo asiste. Esto le da más tiempo para crear y realizarse. Por otra parte la participación ciudadana siempre es bienvenida, pero dudo que una ONG (Green Peace Venezuela) maneje las politicas de recuperación de la montaña. El país esta más unido que nunca y participa, tal vez estes alejado de esa realidad y por último nuestros Guardaparques tienen ahora más capacitación que antes de 1999. Con aprecio. Stevie.