domingo, 24 de mayo de 2015

Nepal… un paso hacia la esperanza.



Sábado es un día religioso en Nepal, la ciudad se llena de peregrinos que cotidianamente visitan los principales templos de la ciudad. En Kathmandú, la capital, los templos de “Pasupathinath” (Hinduista), “Bhudhanath” (Budista) y “Swayambhunath” (Compartidos por el Hinduismo y el Budismo) se llenan de gente que ofrecen inciensos y velas de mantequilla a las deidades… en la mañana del sábado 25 de abril, a las 11:57 horas de la mañana, la tierra comenzó a agitarse con considerable fuerza (8,12 MW escala Mercali o 9,1 en la escala de Richter) y los resultados no tardaron en convertirse en devastadores.


Un pequeño país, Nepal, que situado entre los dos gigantes asiáticos de la India y China, había sido golpeado inclementemente por uno de los eventos sismológicos más grandes registrados desde 1938 en ese país, considerado uno de los más pobres del mundo.
Nadie se llegó a imaginar la magnitud de este desastre, hasta que pocas semanas después, para el día 18 de mayo ya se contabilizaban 8.604 víctimas fatales, lo que llamó la atención humanitaria de la mayoría de los países de mundo para subsanar tanto dolor y destrucción, en un lugar donde la gente, a pesar de su pobreza, mantiene una permanente sonrisa en su rostro y una simpatía sin igual en su particular manera de ver la vida.


Al escuchar esta terrible noticia, sentí en mi interior una profunda tristeza, ya que en Nepal, desde el año de 1991, he mantenido una estrecha relación con su gente y su cultura, y de la misma forma, considero que entre varios venezolanos que consecutivamente hemos visitado este país año tras año, logramos quedarnos con un pequeño pedazo de cada habitante de Nepal y que tal vez, el día que ese brutal terremoto, golpeó el corazón de esa maravillosa gente, también golpeó el nuestro. Este año, el 19 de septiembre, a pesar de todas las adversidades y con mayor fuerza que nunca regreso a Nepal, y en este significativo viaje quiero llevar también el apoyo de todas aquellas personas que con sus E-mail, llamadas telefónicas y comentarios de solidaridad se han preocupado por el bienestar de nuestros amigos nepaleses.

Muchas de esas personas que si bien han logrado amistad, en alguno de sus viajes, con cada una de esas sonrisas que aparecen a su paso, se han comunicado consecuentemente conmigo y me han expresado su deseo de colaborar de alguna manera, considerando estas solicitudes, después de haber consultado con los más allegados amigos de Nepal, que han venido desarrollando una gran labor durante años, he implementado la alternativa de poder ayudar económicamente estos proyectos. En este sentido, y de manera PERSONAL, esta semana iniciaré una campaña de recolección de dinero para ser distribuido en 3 principales renglones: 
  • Programa “Helpless Childrens´Mother Center” un orfanato a favor de los niños sherpas en estado de abandono. https://www.facebook.com/pages/Helpless-Children-Mother-Centre/122126971181962 
  • Programa "Lama Geshe", para el apoyo al mejoramiento cultural a través del templo de "Pangboche" en la región del Khumbu. http://www.parahamsa.com/blog/2011/11/12/lama-geshe/
  • Programa "Mountain People Health Centre" desarrollado por Uttam Phuyal y David Dhurkan. http://www.mountain-people.org/

Cualquier apoyo que consideren apropiado, será bienvenido y seguramente rendirá provecho a través de estas personas que afortunadamente aún se mantienen desarrollando estos programas en los que, a través de la educación y el trabajo, se resaltan los valores culturales y sociales del maravilloso pueblo de Nepal.
Como siempre, y aún más en estos momentos, ellos lo agradecerán, y será un grano más de arena para ayudar a reconstruir este devastado país.


Recibiremos sus donaciones a través de la Cuenta Corriente del Banco BBVA Provincial #0108-0049-81-0100126343 a nombre de Alfredo Autiero Benassai, C.I. V-4085222; luego de hacer el depósito, favor enviar inmediatamente un E-mail a: alfa2@ifxnw.com.ve  y/o alfredoautiero@gmail.com , indicando las palabras “AYUDA A NEPAL”, si es posible con el nombre del donante y el número del depósito, y a ser posible a cual de los tres programas desea hacer llegar los fondos.

No hay comentarios: